Chile ya agotó todos sus recursos naturales disponibles para 2020

Según datos entregados por la Global Footprint Network (GFN), nuestro país es el primero de Latinoamérica en ingresar al llamado “sobregiro ecológico”. La huella verde de Chile superó la capacidad natural de regeneración de las áreas biológicas y la de absorber los desechos humanos de todo este año.

Desde la década de los setenta, el planeta ha sobrevivido bajo lo que expertos llaman un sobregiro ecológico. Esto quiere decir que los recursos naturales que la humanidad demanda para un año completo están por encima, de lo que la misma tierra tiene como capacidad natural de regenerar, en ese periodo de tiempo. La fecha del sobregiro ecológico se va moviendo año a año y depende de las mediciones realizadas por la Global Footprint Network (GFN) que estudia la huella ecológica de la humanidad.

Para hacer esta medición se utiliza la biocapacidad, que es la “capacidad de un área específica biológicamente productiva de generar un abastecimiento regular de recursos renovables y de absorber los desechos resultantes de su consumo”. Por lo tanto, cuando la huella ecológica de una región supera su capacidad biológica, “quiere decir que se está usando de manera no sostenible”, según informa en GreenFacts.

El problema con el uso no sostenible de áreas biológicas es que van perdiendo su capacidad de regenerarse y absorber los desechos producidos por los seres humanos. En el caso de Chile, desde este lunes 18 de mayo se convirtió en el primer país de la región en entrar en sobregiro ecológico, según informó la GFN. Lo preocupante es que el país viene sobregirado hace años y la fecha se mantiene en el primer semestre: 24 de mayo (2017), 2 de junio (2018), 19 de mayo (2019) y 18 de mayo (2020).

Según la información entregada por GFN, la biocapacidad de Chile es de 3,5 hectáreas globales (gha) por persona y su huella ecológica es de 4,3 gha por persona, lo que arroja un déficit de 0,8 gha.

¿Por qué estamos sobregirados?

La ecóloga de la conservación e investigadora del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES UC), María José Martínez, explica a Desafío Tierra que esta situación, se debe principalmente al modelo económico actual que prioriza la sobreexplotación de los recursos naturales, por encima de la conservación y restauración de los ecosistemas.

“Está directamente relacionada con problemáticas ambientales que vemos hoy en día, como la escasez de agua, la deforestación, la erosión de los suelos, la pérdida de biodiversidad y el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera”. La especialista agrega que las actividades más contaminantes en el país son la quema de combustibles para generación de electricidad, la quema de combustibles para el transporte terrestre y la quema de combustibles de la minería.

Es importante tener en cuenta que este sobregiro ecológico, implica que si todo el mundo consumiera al ritmo de la población chilena “necesitaríamos 2,64 planetas similares a la Tierra para soportar a la población mundial de forma indefinida”, explica Martínez.

La buena noticia es que el escenario es reversible, si se disminuyen al mínimo las emisiones fósiles, se apuesta por la conservación y restauración de la naturaleza y se eligen energías limpias. “Sólo las transformaciones sistémicas a largo plazo cambiarán la trayectoria de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera”, concluye la ecóloga.

Fuente cnn

No te expongas, vende por internet. Vídeo, Web, Marketing Digital, Impresión:   https://www.mundocreativo.cl

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons