Por qué las montañas son importantes

En algunos países, las montañas se consideran deidades. En otros, son cumbres a escalar. En otros más allá, las montañas, como los volcanes, son espíritus que pueden enojarse. En países de todo el mundo, las montañas son fuentes de agua, energía y alimentos para casi la mitad de la población mundial.

Debido a su altitud, pendiente y orientación al sol, los ecosistemas de montaña son fácilmente vulnerables a las variaciones climáticas: plantas y animales nativos están perdiendo rápidamente su hábitat y están luchando para sobrevivir en áreas cada vez más reducidas, además los glaciares de montaña se están derritiendo a un ritmo sin precedentes. Dichos cambios tienen un impacto en los recursos hídricos en muchas partes del mundo.

Las montañas también se ven amenazadas por la degradación de la tierra, con la sobreexplotación y los desastres naturales. Pero esto no tendría porqué ser así. Las comunidades de éstas áreas atesoran una gran riqueza de conocimientos usados tradicionalmente para gestionar y mejorar la resiliencia de los ecosistemas frágiles de montaña.

Aquí hay 8 razones por las cuales las montañas son importantes:

1. No solo proporcionan sustento directo a 915 millones de personas que viven en las montañas en todo el mundo, sino que también benefician indirectamente a miles de millones de personas que viven aguas abajo.

2. Albergan al 13% de la población mundial. Más del 90% de las personas que viven en las montañas viven en países en desarrollo, y uno de cada tres habitantes de zonas montañosas de países en desarrollo sufren inseguridad alimentaria.

3. Proporcionan del 60 al 80% del agua dulce del mundo. Algunas de las ciudades más grandes del mundo, incluidas Melbourne, Nairobi, Nueva York, Río de Janeiro y Tokio, dependen de las montañas para obtener agua dulce.

4. Las comunidades de montaña producen en abundantes cantidades productos y alimentos con un alto valor nutritivo y de calidad como café, cacao, miel, hierbas y especias, además de artesanías que mejoran los medios de subsistencia e impulsan las economías locales.

5. El turismo de montaña representa del 15 al 20% de la industria del turismo mundial. Atraen turistas para una amplia gama de actividades, como esquí, escalada, senderismo y exploración.

6. Desempeñan un papel clave en el suministro de energía renovable, como la energía hidroeléctrica, la energía solar, la energía eólica y el biogás, para las ciudades aguas abajo y para las comunidades remotas de las montañas. La energía hidroeléctrica proporciona alrededor de una quinta parte de la electricidad en todo el mundo, y algunos países dependen casi exclusivamente de las regiones de montaña para la generación de energía hidroeléctrica.

7. Seis de las 20 especies de plantas de las que provienen la mayoría de los alimentos del mundo se originaron en regiones de montaña. Estas valiosas especies son el maíz, las patatas, la cebada, el sorgo, la quinua, los tomates y las manzanas. Es difícil imaginar una dieta nutritiva sin al menos uno de estos alimentos.

8. Tienen un gran significado cultural y natural. Como reconocimiento, la UNESCO ha declarado muchas montañas Patrimonio Mundial y Reservas de la Biosfera (catalogadas así por encontrar soluciones en el equlibrio entre el desarrollo sostenible, la conservación y la biodiversidad). De hecho, casi el 60% de todas las Reservas de la Biosfera contienen ecosistemas de montaña.

¡Celebra las montañas!

Las montañas nos protegen y nos permiten disfrutar de paisajes maravillosos, ¡cuidémoslas!

Fuente: Fao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons