30 toneladas de basura acumulada en el Everest

Décadas de alpinismo comercial convierten al Monte Everest en el vertedero de basura más alto del mundo, pues un creciente número de escaladores prestan poca atención a la contaminante huella que dejan atrás, advirtieron ecologistas. Tiendas de campaña fluorescentes, equipos de escalada descartados, botellones de oxígeno vacíos e incluso excrementos humanos ensucian la ruta hasta la cumbre del pico más alto del globo, de ocho mil 848 metros.

No pasa desapercibido a ningún nivel que cada vez hay más escaladores y montañeros que se atreven a pisar el Everest. Algunos hasta lo han tildado en alguna ocasión de autopista. Pero esa más abultada afluencia de gente tiene un precio desafortunado: la basura acumulada en el Everest.

Desde el pasado mes de marzo hasta junio, se han generado 30 toneladas de basura en el 8.000 más famoso.

30 toneladas de basura por debajo del campo 2, esa ha sido la cifra que ha dado el Sagarmatha Pollution Control Committee (Comité de Control de Polución de Sagarmatha).

Lo más alarmantes es que, en vez de parecer estar más concienciados e ir en un camino de retroceso de deshechos, resulta que este año se ha acumulado más basura que en los anteriores.

Las labores de limpieza ya se han realizado, y ahora el Everest vuelve a estar limpio. Pero… ¿cuánto tardará el ser humano en volver a llenar el Everest de basura? Desafortunadamente, seguro que no mucho.

Con el auge de la industria del Everest en las últimas dos décadas, los ecologistas están además preocupados de que la contaminación en la montaña también afecte las fuentes de agua en el valle.

Parece mentira que haya gente que no recuerde que, para disfrutar de la montaña, primero hay que respetarla. Sin duda, una lástima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons