Por qué es importante llevar una alimentación saludable

Llevar una alimentación saludable es muy importante para tener una buena salud. No tener una buena alimentación puede originar enfermedades.

Tener una buena salud es fundamental para poder realizar las actividades del día a día con energía. Una alimentación sana nos ayudará a tener una vida sana.

Beneficios de una alimentación saludable

Una alimentación saludable ayuda a proteger la salud y a prevenir enfermedades. Muchos estudios relacionan la falta de una alimentación saludable con enfermedades crónicas (cardiovasculares, obesidad, diabetes, cáncer, etc), demostrándose así que una alimentación inapropiada es uno de los principales factores determinantes del desarrollo de estas enfermedades.

Una alimentación sana permite por un lado que nuestro organismo funcione con normalidad, que cubra nuestras necesidades fisiológicas básicas, y por otro, reduce el riesgo de padecer enfermedades a corto y largo plazo. No se trata de una relación directa de causa-efecto, pero sí contribuye a aumentar el riesgo de aparición y desarrollo de dichas enfermedades.

Enfermedades sin una alimentación saludable

Por el contrario, una mala alimentación, con exceso de grasas saturadas, sal, azúcar y la forma de cocinar ciertos alimentos (frituras y rebozados) se asocian a algunas enfermedades. Según la OMS, cerca de 2,7 millons de personas fallecen al año por una mala alimentación, por un bajo consumo de frutas y verduras. Algunas de las enfermedades que se relacionan con una mala alimentación son las siguientes:

  1. Diabetes
  2. Cáncer
  3. Sobrepeso y obesidad
  4. Problemas bucodentales.
    1. La comida rápida, rica en grasas y azúcares o los alimentos precocinados son alimentos que favorecen la proliferación de bacterias cariógenas.
  5. Hipertensión arterial
  6. Colesterol elevado o hipercolesterolemia

¿Qué se debe comer para tener una alimentación saludable?

La alimentación saludable implica la incorporación de una amplia variedad de alimentos a la dieta habitual para alcanzar un estado nutricional adecuado a cada una de las fases de la vida.

nutricion

Para llevar una alimentación saludable es necesario conocer el tipo de alimentos que necesitamos y en qué proporción y seguir las pautas de la Pirámide de la Alimentación Saludable (Imagen 1). Así, alimentos como los cereales y derivados (pan, pasta, arroz, etc.), las patatas, las verduras, las hortalizas, las frutas, la leche y sus derivados y el aceite de oliva deben consumirse diariamente. Otros como las legumbres, los frutos secos, los pescados, los huevos y carnes magras se deben tomar alternativamente varias veces a la semana.

Para llevar una alimentación saludable también es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • – Realizar como mínimo unas 4 ó 5 comidas al día.
  • – Comer despacio, masticar bien los alimentos y procurar sentarse siempre para comer.
  • – Mantener horarios regulares de comidas
  • – Utilizar métodos sencillos para la preparación de los alimentos (cocinar al vapor, hervir, hornear, etc.).
  • – Cocinar con poca grasa y poca sal.
  • – Mantener un estado de hidratación adecuado, mediante el consumo abundante de agua, infusiones, caldos, etc.
  • – Practicar diariamente actividad física moderada y ajustar el consumo de alimentos al nivel de ejercicio habitual.
  • – Moderar el consumo de carnes grasas, embutidos, pastelería, bollería, azúcares y bebidas azucaradas.
  • – Moderar el consumo de alcohol, evitando las bebidas de alta graduación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons